Espere por favor...


Cirugías

Hernia postincisional

No espere que su padecimiento se complique, evite cirugías dándole un tratamiento a tiempo, la Doctora Leticia Benavides Briceño con gusto le atenderá, haga una cita.






Una hernia es la salida de un órgano a través de la pared que normalmente lo contiene. Una hernia incisional se presenta en el abdomen en el área de una cicatriz quirúrgica antigua. Una parte de un órgano abdominal, como el intestino, pasa a través del área debilitada de la pared abdominal.

Se presentan mas frecuentemente en personas obesas o embarazadas, por el aumento de la presión dentro del abdomen sobre el área débil por cirugía previa en la pared abdominal.

Este tipo de hernia tiene como origen la debilidad del tejido cicatrizal que se forma después de la cirugía. Este tejido cicatrizal debilitado representa una debilidad en la pared abdominal. El aumento excesivo de peso, actividad física que aumenta el esfuerzo en el abdomen, embarazo, la constipación, el vómito severo y la tos intensa causan que el tejido cicatrizal se encuentre a tensión. Debido a que la pared abdominal es débil, la hernia se presenta debido a este esfuerzo abdominal. Una hernia incisional causa un aumento de volumen en el área donde se produce. Este tipo de hernia usualmente no causa dolor pero puede haberlo, especialmente cuando el paciente realiza esfuerzo físico como levantar cosas o toser. La masa puede desaparecer cuando el paciente esta acostado y ser más visible cuando esta parado. Una hernia puede ser colocada nuevamente en su lugar por medio de maniobras durante el examen. A esto se le llama una “reducir” la hernia.

Cuando una hernia no puede ser reducida, significa que una parte del órgano ha quedado atrapada, o encarcerada. Los síntomas incluyen dolor, náusea, vómito, falta de movimientos intestinales y un aumento de volumen que permanece incluso cuando el paciente esta acostado. Cuando una porción de un órgano esta encarcerada, su irrigación sanguínea puede cortarse, lo que tiene como consecuencia que el órgano muere. A esta situación se le conoce como hernia estrangulada. Para diagnosticar una hernia incisional, se lleva a cabo un examen físico. Se busca un aumento de volumen en el área abdominal, donde previamente se llevó a cabo algún procedimiento quirúrgico, y se pide al paciente que tosa mientras se presiona en el área. El toser causa que el contenido de la hernia salga a través del orificio. Este contenido, asi como el defecto en la pared abdominal pueden ser palpados.

El tratamiento de las hernias incisionales puede ser con operación o sin ella. Los pacientes con hernias incisionales pueden usar un tipo especial de faja, para reducir la hernia. También deberán evitar cualquier actividad que cause esfuerzo abdominal, y bajar de peso, para evitar el aumento de la presión dentro del abdomen que la obesidad produce. Sin embargo, al ser estos métodos solamente paliativos, es decir, que mejoran los síntomas, pero no resuelven la situación del todo, la mayoría de los pacientes elige la cirugía para reparar las hernias incisionales y evitar la posibilidad de una hernia estrangulada. El procedimiento para reparar una hernia incisional implica devolver a su lugar dentro del abdomen al órgano herniado y reparar la pared abdominal. Se puede usar un procedimiento llamado hernioplastía para reforzar el área debilitada con material sintético, como una malla. Las hernias encarceradas y estranguladas requieren cirugía de emergencia y hospitalización.

http://benavidescirugiagastro.com/wp-content/uploads/2017/06/incisional-hernia.jpg
temp-logowhite

La Doctora Leticia Benavides Briceño es médico cirujano gastroenterólogo que cuida su salud y la de su familia. Cuenta con 25 años de experiencia tratando exitosamente diversos tipos de padecimientos.

Latest news

    Recent Comments

      Copyright Leticia Benavides 2016. All rights reserved.